wordpress visitor
WIKITECA= conocimiento + ocio. Notas sobre ciencia, actualidad y vida cotidiana. Un blog de los Museos Científicos Coruñeses (=mc2)
4
feb

¿Sufren las focas del Aquarium Finisterrae con los temporales?



En las últimas semanas los temporales que azotan la costa, una y otra vez, han dejado daños materiales en la zona exterior del Aquarium Finisterrae. Pero para muchos de vosotros, la preocupación es otra: ¿Qué tal están las focas? Respondemos aquí a vuestras preguntas más habituales:

—¿Los desperfectos del temporal han afectado a las focas?
El último temporal no ha causado daños en la estructura de las enormes piscinas donde viven las focas del Aquarium Finisterrae, al borde del mar. La única consecuencia es que el agua en la que nadan está más turbia, pues captamos esta agua del agitado mar que rodea la Casa de los Peces. Y esta mayor turbidez del agua no les afecta, es la misma que tendrían en su medio natural.

— ¿Llegan las olas a su piscina?
No directamente. Los días de temporal, el mar rompe contra los muros exteriores del Acuario y a las focas solo les llega el roción (la salpicadura de las olas), especialmente a la piscina donde viven los machos.

 

—¿Se asustan o estresan las focas cuando hay temporal? ¿Cambia su comportamiento?
No. Cuando estos animales están asustados o estresados, o cuando algo les incomoda, no comen o comen poco. Y estas últimas semanas las focas han comido con normalidad: ese es el mejor indicador de que el temporal no les afecta. Para nosotros, el ruido y las salpicaduras del mar rompiendo contra nuestras casas sería una tortura. Pero para la foca común (Phoca vitulina), esas son condiciones habituales en su hábitat natural, en las costas del norte de Europa.

—¿Por qué no podemos verlas estos días?
Estos días está cortado el acceso del público a la zona exterior del Aquarium Finisterrae. El motivo son las condiciones meteorológicas de alerta y los desperfectos causados por el temporal, que comprometen la seguridad de nuestros visitantes. En cuanto el tiempo mejore, reabriremos un paso seguro hacia las piscinas de las focas. Entonces podréis verlas a vuestro aire y también asistir a la actividad “Alimentación de focas”, acompañados por nuestros monitores y sus explicaciones.

>> Si tienes más dudas sobre cómo afectan los temporales a nuestras focas, déjanos tus preguntas en los comentarios de esta entrada.

3
feb

Galileo y el péndulo



Aunque el péndulo es uno de los mecanismos más sencillos que podemos imaginar, la primera descripción científica de su funcionamiento se la debemos a Galileo Galilei, que en De Motu (1590) ya nos dice que el período de oscilación de un péndulo sólo depende de la longitud de la cuerda.

En la exposición Puro Swing hay un interactivo que permite a los visitantes estudiar la influencia de la masa del péndulo, la amplitud inicial del movimiento y la longitud de la cuerda. Es lo que en ciencia suele denominarse un control de variables, y que consiste en mantener fijas todas las variables de nuestro sistema excepto una, que vamos modificando para ver cómo afecta al resultado. Afortunadamente, el montaje experimental es tan sencillo que cualquiera puede hacerlo en su casa. También puedes probar con uno de los muchos sucedáneos que se encuentran en la red, pero ten en cuenta que no hay nada como el experimento real.

Lo interesante del asunto es que cuando algunos de los coetáneos de Galileo intentaban repetir sus experimentos, no obtenían los mismos resultados. Esto ocurría, en parte, porque todavía no existía un método fiable para medir el tiempo. Galileo no contaba con un cronómetro como los que hoy llevamos en la muñeca o en el teléfono, y por eso sus medidas eran bastante imprecisas (otro día entraremos a fondo en este tema). Por otra parte, Galileo tendía a enriquecer sus resultados experimentales con deducciones geométricas y descripciones un poco exageradas, como cuando afirmaba que algunos de sus péndulos podían completar quinientas o mil oscilaciones antes de pararse.

Sin embargo, no podemos olvidar que corrían los tiempos en que la nueva ciencia, como las apreciaciones de Copérnico sobre el Sistema Solar, contradecían abiertamente la lógica de las apariencias y el sentido común. Aunque Galileo no llegó a resolver el rompecabezas del péndulo, debemos reconocerle el mérito de llamar nuestra atención sobre una verdad que llevaba siglos oculta bajo de las narices de todos los que lo habían estudiado. A saber, que cuando las oscilaciones son pequeñas, el período sólo depende de la longitud de la cuerda.

31
ene

¡A jugar!



>> [ver ENLACE relacionado]

Una exposición es un lugar para aprender y disfrutar. Pero aprender y disfrutar son conceptos que han cambiado mucho en los últimos tiempos, y se están convirtiendo -atención al oxímoron- en actividades cada vez más pasivas. Tan pasivas que corremos el riesgo de que el foco acabe trasladándose de “aprender y disfrutar” a “enseñar y entretener”.

Cuando empezamos a pensar en la exposición Puro Swing una de nuestras motivaciones inconfesables era explorar en un entorno controlado el potencial educativo de un parque de juegos. Al fin y al cabo, como resumía hace unos días Peter Grey en un magnífico artículo en The Independent titulado «Give childhood back to children», las habilidades más importantes que debemos adquirir en la vida no pueden enseñarse, ni en la escuela ni en ningún otro lugar. Sólo podemos aprenderlas y practicarlas mediante el juego. Entre estas habilidades están algunas de las que más profundamente se asocian a la ciencia, como el desarrollo del pensamiento creativo, la facilidad para cooperar de forma efectiva con los demás, y la capacidad de controlar nuestros impulsos y emociones”.

Así que si alguien piensa que en esta exposición los visitantes se dedican a jugar… ¡esa era la idea!:

 

23
ene

Los sonidos del silencio



Llevábamos toda la vida oyendo que el espacio exterior es silencioso. Las ruidosas explosiones de La guerra de las galaxias eran un error, según los libros de Física: «El sonido no se transmite en el vacío». Insistía el eslogan de la película Alien (1979): «En el espacio nadie puede oír tus gritos».

Y ahora nos cuentan que va a salir un disco recopilatorio con sonidos del espacio, grabados por las Voyager 1 y 2. Catorce artistas se han reunido en Space Project y han compuesto nuevas canciones, incorporando sonidos capturados por las sondas espaciales que la NASA envió a los planetas exteriores de nuestro Sistema Solar. (vía @muncyt)
>> Aquí puedes escuchar “Worms” de Youth Lagoon, el primer single este disco que saldrá a la venta el próximo 19 de abril.

[Nota de la discográfica Lefse Records: Los "sonidos" grabados por las sondas Voyager no son sonidos convencionales. Son fluctuaciones de radiación electromagnética en la magnetosfera de los planetas, lunas y asteroides a los que se acercaron las Voyager. Cada cuerpo celestial tiene un tamaño y composición diferente, que le dan un sonido único]

7
ene

La gravedad dibuja curvas infinitas



La Casa de las Ciencias te recibe con un reto, justo al traspasar sus puertas: aprende a usar la gravedad para dibujar curvas infinitas. Este experimento es un anticipo de lo que te espera en la segunda planta, en la nueva exposición “Puro Swing”, una colección de juegos interactivos con péndulos.

Un péndulo que oscile siempre en el mismo plano dibujará una linea recta. Pero si combinamos varios péndulos en planos distintos obtendremos unos llamativos trazos, conocidos como curvas de Lissajous.

Las curvas de Lissajous han servido de inspiración para muchos logotipos, como el de ABC, la radiotelevisión pública australiana. El legendario diseñador Saul Bass también recurrió a ellas para el cartel de Vértigo, uno de los grandes éxitos de Alfred Hitchcock.

13
dic

¿Estás seguro de que a Terra vira?



O 2 de febreiro 1851, o físico francés León Foucault lanzou esta invitación aos parisienses: “Está vostede convidado a ver virar a Terra, mañá de 3 a 5, no salón do Meridiano do Observatorio de París”. Case 163 anos despois, a Casa das Ciencias da Coruña estrea unha exposición co mesmo obxectivo. Así o contan desde o programa “Historias del tiempo” de VTelevisión, onde tamén mostran algúns dos 15 módulos interactivos sobre péndulos que ten “Puro swing”. Unha mostra para deixarse levar pola física.

5
dic

Vaya, vaya… ¡Banco de caballa!



El Aquarium Finisterrae vuelve a tener caballa. En la sala Nautilus un gran banco de esta especie (Scomber scombrus) convive con grandes depredadores que no dudarán en comérselas, a poco que se despisten. Cuando los peces grandes están muy alborotados, las caballas se compactan en varios bancos menores y suelen buscar la oscuridad. Si se asustan o si algún pez les ataca, huyen dispersándose de modo sincronizado y espectacular, emitiendo reflejos que hacen que el depredador se arme un lío entre tanto flash.

Otras veces, cuando todos están más tranquilos, las caballas se aventuran a lo largo del perímetro del tanque, dando vueltas en formación un tanto relajada, pero atentas a cualquier cambio de opinión de los peces que las rondan.

 

¿Por qué los peces se agrupan en bancos?

La finalidad principal es la de aumentar la posibilidades de supervivencia de sus componentes. Pero, ¿por qué agruparse reduce las posibilidades de ser comidos? En principio parece una reacción ilógica: nada mejor que dispersarse. A los depredadores no les resulta sencillo dar con ellos en la inmensidad de mar. Incluso los enormes bancos de caballa de mar abierto no son más que un minúsculo oasis de vida en un desierto de agua. Y si los encuentra, el estómago del depredador tiene un límite, muy pequeño en relación al tamaño del banco. Así que los daños infringidos al conjunto no son tan importantes, y el resto de los peces siguen su camino.

La estrategia del agrupamiento también tiene “fines sociales”. Se pueden considerar como jardines de la infancia. Son un medio de aprendizaje colectivo y memoria. Los más fuertes y sanos enseñan a los débiles a buscarse la vida, cuando son alevines y juveniles. Muchas especies abandonan la formación de bancos al llegar a la edad adulta.

Algunos ictiólogos han estudiado han llegado a la conclusión de que por razones hidrodinámicas se ahorra energía desplazándose en bancos. Básicamente porque los individuos del interior del cardumen se aprovechan de los vórtices generados por los peces situados en posiciones más externas.

 

¿Quién manda ahí?

En un banco de peces no parece existir liderazgo. Nadie manda, o mejor dicho, mandan todos. El menor movimiento de uno cualquiera de sus componentes puede desencadenar una reacción inmediata de los vecinos y, casi al instante, de todos sus miembros. Pero el resultado no es una desbandada caótica, sino todo lo contrario: el banco tiene una compleja gama de movimientos realmente espectacular. Esta armonía la aprenden a lo largo de su etapa como alevín, aunque también tiene mucho de instinto innato. Los peces que forman bancos van perfeccionando esta natación sincronizada ya desde sus primeros días de vida, pues de ello dependerá su supervivencia presente y futura.

Busca:
Actualidade científica
© 2017 Museos Científicos Coruñeses (=mc2)   — Wikiteca mc2 é un espazo creado con WordPress + Black Sakura
    Séguenos en:
Concello da Coruña